martes, 15 de febrero de 2011

De nuevo la política.

Ante la nueva perspectiva de nuestro amado Gobierno de turno, Greenpeace mueve ficha, y es que tras esta organización hay muchas personas, que pagan con su libertad estos actos de protesta PACIFICA que yo personalmente comparto y apoyo incluso económicamente.


16 detenidos en esta última acción contra el nuevo cambio de política respecto a la vida útil de las grandes centrales nucleares.

“El desvío de la atención hacia la incuestionable actitud pacifista de los activistas es una maniobra para evitar la cuestión clave: la falta de seguridad en las centrales nucleares y la necesidad urgente de establecer un calendario de cierre”

Y es que hay información relevante al uso, desuso y grandes mentiras de una energía sin futuro.

- España depende de la importación de electricidad nuclear de Francia.

"Los datos disponibles más recientes que proceden del Informe sobre el Sistema Eléctrico Español 2007 de REE, muestran que ese año el saldo neto de intercambios internacionales de electricidad fue exportador, y ascendió a 5,754 TWh (teravatios-hora). Es decir, en 2007, por cuarto año consecutivo, España exportó más electricidad que la que importó (en 2007 incluso se exportó un 75,3% más que en 2006).
"El saldo neto con Francia (en realidad con varios países europeos al norte de los Pirineos), aún siendo importador, es menos del 2% del total de la demanda. Así pues, no es verdad que se importe mucha electricidad nuclear de Francia."
- Parche para ahora, hambre para mañana:
"Las reservas de uranio-235 fisionable, el "combustible" de los
reactores nucleares, pueden proveer a las instalaciones sólo durante
unas pocas décadas más considerando los niveles de consumo
actuales."
"... ahora es 10 veces más caro que en 2004. Según el Libro Rojo de la Agencia de la Energía Nuclear (AEN) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las reservas conocidas y recuperables a un coste inferior a los 80 dólares y a los 130 dólares (por kilogramo de uranio) son de unos 3 y 4 millones de toneladas, respectivamente, es decir, menos de la mitad del que se entiende necesario para satisfacer las demandas de la industria nuclear."
FUENTE
En la fuente os pongo el documento en cuestión, que como siempre es obviado y aunque no resulte adecuado en 2011, recalca la actitud nefasta de apuesta de un Gobierno que (siempre en opinión personal) va sin rumbo en el panorama actual.

Y es que, nuestra opinión si cuenta, si nuestras acciones tienen consecuencias, la de nuestro gobierno también . Desde luego yo me acordaré en las siguientes elecciones municipales...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada